sábado, diciembre 09, 2006

"Freud y Lagos Weber" *


Existe una época del desarrollo en los niños, en que los padres representan las máximas virtudes. Es un tiempo de admiración ciega, que suele terminar más o menos abruptamente en la adolescencia. Sin embargo, hay casos en que esa admiración ciega e incapaz de crítica se prolonga hasta la adultez. Estamos entonces ante un transtorno, estudiado en profundidad por Freud. Este puede llevar al individuo a una incapacidad para percibir rasgos relevantes de la realidad. En esos casos, se requiere tratamiento y el pronóstico es generalmente favorable.

Al parecer, el ministro Lagos Weber sufre de un transtorno como el descrito. A muchos les puede haber provocado incluso cierta ternura la forma como el Ministro Secretario General de Gobierno se refirió a su padre, en relación a los casos de corrupción descubiertos en el último tiempo. El Ministro llamó a su papá “Reserva Moral de Chile”. Sin embargo, atendida la adultez de Lagos Weber, el caso debiese generar preocupación.

En efecto, la tierna afirmación del Ministro no resiste la menor contrastación con la realidad. La verdad es que por donde ha pasado Lagos, siempre han ocurrido cosas raras. ¿Alguien recuerda el caso de las “Aulas Tecnológicas”, ese equipamiento por el que el Ministerio de Educación pagó varias veces su valor a un empresario español ligado al PSOE? ¿Alguien recuerda quién era el Ministro de Educación bajo cuya gestión se realizó la curiosa operación?... Por supuesto, Lagos nada supo.

Dentro de este “Inventario de las Sombras”, se encuentra, cómo no, el mar de irregularidades que convirtió al Ministerio de Obras Públicas en el epicentro de la corrupción en Chile. Sobresueldos, triangulaciones y demases fueron el pan de cada día. Los directamente implicados fueron los hombres de mayor confianza de Lagos, como su propio pariente, Matías de La Fuente. Por supuesto, Lagos nada supo.

Pero hay un caso donde nos consta que el ex-Presidente sí supo. Sucedió al comienzo de su mandato. Como parte de la repartición del botín electoral, Lagos nombró como su primer Subsecretario de Pesca, al hasta entonces empresario salmonero y presidente de Salmón Chile, Daniel Albarrán. Lagos no tuvo escrúpulos, en este caso, en poner “al gato a cargo de la pescadería”, algo impresentable desde el punto de vista ético. Pero Lagos no sólo cometió ese acto, sino que cuando algunas organizaciones ambientales denunciamos el hecho a los tribunales por ser constitutivo de delito, el mandatario recurrió a todos los medios para quedar en la impunidad. Cuando en el marco de la investigación judicial en curso, pedimos la comparecencia de algunos testigos claves, Lagos se movilizó rápidamente para acallarlos. Eso sucedió con un diputado de la Concertación que había conocido los entretelones del caso y que había sido muy crítico con la designación de Albarrán. El Estadista citó a Palacio al parlamentario y lo instó a que no dijera en estrados lo que debía decir. El diputado se doblegó y cambio su versión a la hora de comparecer al llamado de los tribunales. Así, la causa pudo ser archivada. Esto lo supimos posteriormente, de boca del mismo diputado, que avergonzado, trataba de explicarnos su sorprendente cambio.

Ese es el verdadero Lagos, el que está detrás de las frases rimbombantes y de los arranques autoritarios.

Dadas estas características de Lagos, nadie debió extrañarse cuando tampoco tuvo inconvenientes en compartir la mesa con Luksic, en los precisos momentos en que sobre este “destacado empresario” pesaba una orden de captura internacional. Al fin y al cabo, Luksic era perseguido en Perú sólo por actos de corrupción. “Hojarasca”, debe haber pensado Lagos.


Señor Ministro, ese es Papá. Puede ser doloroso, pero ya debe enfrentarlo.




Publicado en El Mostrador, 8 de diciembre de 2006.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿En qué trabajai vos chuchasdetu madre que tenís tiempo para andar molestado a gente de valor?
¿Alguna vez has hechoi algo decente en tu vida como para compararte siquiera a Ricardo Lagos?
Basura de mierda.

Anónimo dijo...

Mariano, callate mejor. Parece que ademas tiene matones que lo protejen.

ZerGio dijo...

Excelente profe!!!!!!


Todo mi apoyo!!!!!

Anónimo dijo...

El primer comentario se nota que fue hecho por alguien de la "misma" estatura y nivel cultural del "chantaman" Lagos. ENTRE IGUALES SE DEFIENDEN.
El segundo no lo hace nada de mal.
Pasando a algo más serio, el comentario esta muy acertado y yo diría que se queda corto, pues es evidente que de esta dupla lo único que se puede esperar es que sigan usufructuando de los beneficios del poder($) y de los incautos que creen que ellos son "Socialistas"